shutterstock_625402550

¿Por qué elegir iluminación LED?

Cuando uno se plantea ahorrar en la factura de la luz, además de realizar un consumo responsable, disponer de productos eficientes es parte importante de la cuenta.

La tecnología LED es, a día de hoy, la mejor de todas las posibles fuentes de iluminación.  Es el sistema que menos energía consume.

Además no contiene mercurio ni otros materiales contaminantes. Se considera a la tecnología LED como la más ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

No se tiene que calentar el mercurio como ocurre con el neón o utilizar plasma como en la fluorescencia. Por ello encendido es muy rápido, y casi se produce de inmediato.

  • Cuando acudimos a comprar una bombilla LED y tenemos que escoger un modelo adecuado. Es habitual que nos surjan dudas al ver su precio.
  • Hay modelos con una gran diferencia de precio y características.

tabla

¿Cómo se elige una bombilla LED?

Dentro de la iluminación, las lámparas gozan actualmente de mejor fama son las de iluminación LED.

Son consideradas de menor consumo. Su funcionamiento se basa en la incorporación de diodos emisores de luz en vez de elementos fluorescentes o incandescentes.

 bombillas

A la hora de decidir qué bombilla LED comprar para sustituir a las incandescentes o las de bajo consumo clásicas, el diseño, casquillo o precio no es lo único que deberías mirar.

En la ficha de especificaciones hay una serie de indicadores y características que debes tener en cuenta.

  • Potencia: se mide en vatios y es lo que consume la bombilla. En las bombillas LED la correspondencia de potencia y la cantidad de luz que generan, no es tan directa como en otras categorías. Cuanto menor sea, menos consumirá la bombilla.
  • Equivalencia en vatios: se trata de la potencia equivalente de una lámpara incandescente con la misma producción de luz.
  • Clase de eficiencia energética: como en los electrodomésticos, es una manera visual de conocer cómo de eficiente es una bombilla.
  • Factor de potencia: una de las claves de las bombillas LED. Se trata de una referencia de la cantidad de energía que la bombilla transforma en luz. Se indica en una escala de 0 a 1. En las luces LED este valor suele ser alto, por encima del 0.7 en los buenos modelos, lo que significa que el 70% de la energía se convierte en luz.
  • Flujo luminoso o emisión de luz: es la medida de la cantidad de luz que puede producir una bombilla medida en lúmenes. Esta característica es una buena indicadora de la calidad de un LED pues podrá ofrecer un gran flujo con poca potencia. Si ese dato no viene indicado, se puede calcular de forma aproximada como el número de vatios por 70.